CONTRATO DE TRABAJO DE LAS EMPLEADAS Y EMPLEADOS DEL HOGAR

Internas, externas, cuidadoras de niños, cuidaroras de mayores, limpiezas por horas

CONTRATOS DE TRABAJO DE LAS EMPLEADAS DEL HOGAR

Como tiene ser el contrato:
¿Contrato de palabra o por escrito?
El contrato de trabajo podrá celebrarse por escrito o de palabra. Pero debe figu- rar por escrito si lo pide cualquiera de las dos partes.

 

Si no hay contrato escrito, pero su duración es superior a cuatro semanas, se entiende que es indefinido y a jornada completa, a no ser que se demuestre que tiene carácter temporal y/o parcial.

 

Es obligatorio que sean por escrito los de duración determinada (temporales) cuya duración sea igual o superior a cuatro semanas.

¿Qué debe figurar en mi contrato?
En tu contrato de trabajo, para seguridad de ambas partes, deben figurar, como mínimo:

La identidad de ambas partes.

La fecha de comienzo de la relación laboral y duración previsible, si es temporal. El domicilio del centro de trabajo.

La cuantía del salario.

La duración y distribución de la jornada. La duración de las vacaciones.

Las prestaciones salariales en especie (por ejemplo, alojamiento o comidas), cuando se haya convenido su existencia.

La duración y distribución de los tiempos de presencia pactados (tiempo en que se está a disposición del empleador sin realizar un trabajo efectivo), así como si vas a recibir por estos tiempos de presencia una compensación, económica o en tiempo de descanso.

El régimen de las pernoctas del empleado de hogar en el domicilio familiar, en su caso.

¿Se puede establecer en el contrato un periodo de prueba?
Podrá concertarse por escrito un periodo de prueba, que no podrá exceder de dos meses, o de un mes en el caso de un contrato temporal no superior a seis meses. Durante el periodo de prueba, tanto tu como la parte empleadora podéis dar por finalizada la relación laboral, preavisando a la otra parte en el plazo que hayáis establecido y que no puede ser superior a siete días. No se percibe indemnización alguna por resolución del contrato en el periodo de  prueba

Jornada de trabajo
¿Cuál es la jornada máxima de trabajo?

La jornada máxima semanal de carácter ordinario será de cuarenta horas de trabajo efectivo, sin contar los tiempos de presencia, a disposición del empleador, que pudierais haber fijado; también debéis acordar el horario de trabajo.

 

Una vez concluida tu jornada de trabajo diaria y, en su caso, el tiempo de presencia pactado, no tienes obligación de permanecer en el hogar familiar.

¿Qué es el tiempo de presencia y como se paga?
Se trata de un tiempo donde no se realiza un trabajo efectivo, en el que tienes que estar a disposición de la parte empleadora. Tenéis que acordar si se compensa con dinero (y en este caso, es la misma cantidad que te pagarían por una hora normal de trabajo) o se compensa con un tiempo de descanso equivalente a las horas de presencia que hayas hecho.

¿Qué tiempo de descanso tengo?
Entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente deberá mediar un descanso mínimo de doce horas. Pero si trabajas en régimen interno, puede reducirse a diez horas, compensando el resto hasta doce horas en períodos de hasta cuatro semanas. En este caso debes tener al menos, dos horas diarias para las comidas principales que no se computan como tiempo de trabajo.

 

Tu descanso semanal debe ser de treinta y seis horas consecutivas que comprenderán, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el día completo del domingo.

¿Tengo las mismas fiestas y permisos que el resto de trabajadores?
Tienes derecho a disfrutar los días festivos, que serán retribuidos, tanto las fiestas nacionales como las correspondientes a las comunidades autónomas, y a los mismos permisos que el resto de trabajadores, por ejemplo:

– 15 días en caso de matrimonio.

– Dos días por nacimiento de hijo, fallecimiento, accidente, enfermedad de familiares. Un día por traslado de domicilio   habitual.

La seguridad social
SEGURIDAD SOCIAL
¿Quién tiene la obligación de darme de alta?

Corresponde siempre a la parte empleadora. Pero en el caso de que trabajes para varios hogares, corresponde a cada uno de los distintos empleadores ex- ceptuando si trabajas durante menos de 60 horas mensuales para cada uno de ellos, en cuyo caso podéis acordar que seas tú quien formule directamente tu afiliación, altas, bajas y variaciones de datos, así como el ingreso de la cotización, tanto la tuya como la que corresponde a la parte empleadora.

¿A qué prestaciones de la Seguridad Social tengo derecho?
Tienes derecho a las prestaciones de la Seguridad Social en los términos y condi- ciones establecidos en el Régimen General de la Seguridad Social, con las sigui- entes peculiaridades, entre otras:

 

El subsidio por incapacidad temporal en caso de enfermedad común o acci- dente no laboral se abonará a partir del noveno día de la baja, estando a cargo del empleador el abono de la prestación desde el día cuarto al octavo, ambos inclusive.

 

En caso de incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo o enfer- medad profesional, el subsidio será el 75% de la base reguladora y se cobrará desde el día siguiente al de la baja.

No se cotiza y por tanto no hay derecho a la prestación por desempleo.
 

El pago del subsidio por incapacidad temporal se efectuará directamente por la Entidad a la que corresponda su gestión, no procediendo el pago delegado del mismo.

 

¿Para calcular la cotización, solo tengo que tener en cuenta mi salario en metálico?
Para calcular la cantidad a cotizar por contingencias comunes (enfermedad común o un accidente no laboral), hay que considerar tanto el salario metálico, como el resto de conceptos por el que recibas retribuciones, y esto incluye tanto el salario en especie como el pago por horas de presencia.

MODELOS DE CONTRATO DE TRABAJO:

Puedes descargarlos desde la web oficial del Ministerio de Trabajo:

https://www.sepe.es/HomeSepe/empresas/Contratos-de-trabajo/modelos-contrato.html